Seguinos en nuestras redes

Hola, qué estas buscando?

Actualidad

La importancia de la Ley de Educación Ambiental

Qué propone la nueva ley

Aprobado por unanimidad en la Cámara de Senadores de la Nación en la madrugada del 14 de mayo, esta nueva ley tiene como propósitos (Art. 5) promover prácticas ciudadanas sustentables y acciones educativas que fomenten el respeto, el cuidado y la responsabilidad individual y comunitaria respecto del ambiente y la búsqueda de una mejor calidad de vida; valorar e integrar los saberes populares y la multiplicidad de identidades culturales en la discusión de las problemáticas ambientales locales; y promover el desarrollo sustentable de las comunidades. Entre muchas otras aclaradas en el mismo artículo.

Destaco estas porque le generan una identidad a la misma ley, hablándonos de un carácter participativo tanto en acciones conjuntas, como en los saberes y al mismo tiempo acepta la pluralidad de las prácticas ambientales que conviven en nuestra cultura y regiones, con el propósito de integrarlas a la enseñanza. Si agregamos las prácticas de los distintos pueblos indígenas del país esta diversidad de prácticas se multiplica.  

Los representantes de Fridays For Future en Argentina, Jóvenes Por El Clima Argentina, señalaron a través diferentes ítems porque es importante esta ley:

  1. Incorpora de forma transversal la cuestión ambiental en la curricular educativa.
  2. Es un paso hacia la transformación cultural que precisamos.
  3. Permite visibilizar perspectivas locales mediante contenidos diagramados según el contexto de cada territorio.
  4. Hace partícipe a la comunidad educativa en la conformación del contenido.

Además señalaban que esta educación debe ser integral y práctica, al estar en una sociedad que destruye día a día la naturaleza simplemente para su gustos y el consumismo enseñarnos a re conectar con el ambiente debe ser un punto clave en esta nueva ley. Escuchar a la ciudadanía y sus exigencias a la hora de hacer el diseño curricular, y por ultimo estas se amolde a las realidades ambientales de cada región. 

La ley ya está aprobada pero ahora viene una de las luchas más importas y es exigir una buena y prolongada implementación, nadie quiere que se repita lo que sucedió con la Ley 26.150 de Educación Sexual Integral, aunque a ser una medida menos “polémica” tiene más chances de una buena aplicación.

Dentro de los parámetros de crisis ambiental, calentamiento global y disputas diplomáticas por las medidas a tomar  es lógico que hoy tengamos un auge en los movimientos ambientalistas, y es que con razón, si es uno de los únicos problemas que todas las nuevas generaciones, no importa su punto geográfico, va a heredar. Y encima a contra reloj, con esto no quiero decir que sea pura responsabilidad de las generaciones que vienen, para que haya un cambio significante se debe comenzar ya y con una gran articulación generacional. Por eso esta ley es un buen comienzo, propongo quizás seguir con una Ley de Humedades, para actualizar la educación a medidas funcionales para el Siglo XXI.

Copyright © 2020 - La Fuente noticias.