Seguinos en nuestras redes

Hola, qué estas buscando?

Policial

Juzgan a un pastor acusado de abusar de cuatro nietas de su pareja en Villa Mercedes

Por dos de las causas, la fiscal de instrucción ha pedido 14 años de prisión y por las otras dos, cuatro años.

Ricardo Ismael Lucero comenzó a ser juzgado por la Cámara Penal 1 de Villa Mercedes por algo que hace tres años dividió a la familia de su esposa. El hombre que dedicaba sus días a ser pastor evangélico es enjuiciado, nada más y nada menos, que por haber abusado de cuatro nietas de su pareja. Todos los  hechos fueron denunciados entre marzo y agosto de 2018. Por dos de ellos la fiscal de instrucción Daniela Torres ha solicitado que sea condenado a 14 años de prisión y por los otros dos, a cuatro.

En los tres días de audiencias que tuvo el debate oral esta semana, el tribunal compuesto por los jueces Virna Eguinoa, Hernán Herrera y Sebastián Cadelago Filippi no escuchó testigos, pero sí las grabaciones de las cinco Cámara Gesell que hicieron durante la investigación. En cuatro de ellas hablaban las víctimas y en una quinta una testigo, confirmó Ariel Becerra, el abogado del acusado.

Los abusos por los que es juzgado Lucero comenzaron a salir a luz el 11 de marzo de 2018. La primera de las víctimas en hablar fue B. Esa tarde, la chiquita, que por entonces tenía 10 años, le dijo a su madre: “Mamá, tengo que contarte algo” y rompió en llanto. “El Ricardo me tocó”, le confesó.

Con palabras propias de la edad, le dijo que el hombre la había manoseado en “su chuchi”, es decir, en la zona genital. Ella se hizo para atrás, pero él se le acercó e intentó tocarla de nuevo. El pastor frenó cuando entró al dormitorio en el que estaban un primo suyo, de 6 años, relató la niña. En ese instante, ella aprovechó y corrió hacia el comedor, donde hay una computadora. Mientras estaba allí, la pareja de su abuela trató de manosearla otra vez.

Luego habló M. La víctima, de 7 años, había pasado por lo mismo que su primita, pero en reiteradas oportunidades. Según lo que reveló la nena, Lucero, además, la hacía desnudar.

Apenas se enteraron, las madres de B. y M. denunciaron los ultrajes en la Comisaría 40ª. Unos días después de eso, el 17 de marzo, J., otra prima de las niñas, le contó a su madre que Ricardo, como lo llamaba, la había manoseado en el cumpleaños de una tía. Ese festejo había sido hacía unas semanas, el 24 de febrero.

J. relató que, en un momento de la reunión, cuando ella jugaba, él se le acercó, la abrazó, empezó a tocar sus partes íntimas por encima y por debajo de la ropa, y a darle golpecitos en la cola.

Cinco meses después, la tarde del 15 de agosto de 2018, M., otra de las nietas de la pareja del acusado, se animó a decirle a su madre lo que Lucero le había hecho. Fue cuando la denunciante trabajaba en su despensa. La pequeña de 8 años se le arrimó y le dijo: “Mami ¿sabés una cosa? El Ricardo me tocó”.

Copyright © 2020 - La Fuente noticias.