Seguinos en nuestras redes

Hola, qué estas buscando?

Mundo

La cruda realidad del Fast Fashion

Fast fashion (moda rápida) es un término contemporáneo utilizado por cadenas de moda para referirse a diseños que salen rápidamente de la pasarela para capturar tendencias de moda actuales. Una segunda definición crítica, añade que la moda rápida no solo hace que se pase rápidamente de la pasarela a la tienda y al consumidor, sino también a la basura.

Siguiendo esta definición, se hace referencia al modelo de negocio desarrollado a partir de los años 80 por empresas que buscan aumentar el número de colecciones de moda cada año para satisfacer la demanda del consumidor. Las colecciones de ropa de moda rápida suelen estar basadas en las tendencias de moda más recientes presentadas durante la Semana de la moda tanto en primavera como en otoño de cada año.

Nuestra manera moderna de consumo es rápida y en cantidad, así como le gusta al capitalismo. El problema con esto es que tiene fecha límite, o al menos debería, ya que está matando a nuestro planeta.

La industria de la moda despilfarra el 20% del agua del planeta: un solo bluejean necesita 2.000 galones de agua. El proceso de teñido de la ropa a escala industrial también le da a la moda el segundo lugar entre los contaminantes del agua del mundo, solo abajo de la industria ganadera.

Cada vez que se lava en la lavadora un lote de ropa hecha de poliéster, acrílico y algodón mezclado con poliéster, al menos 700 mil fibras de microplástico se liberan hasta terminar en los océanos, según un estudio de la Universidad de Plymouth.

La ONU calcula que cada año medio millón de toneladas de microplástico se lanzan al mar por lavar la ropa. Además, sigue la ONU, cada segundo se llevan a los vertederos o se queman el equivalente a un camión de basura lleno de productos textiles. La Asamblea Ambiental de la ONU y organizaciones ecologistas que hablan del tema llaman a cambiar los patrones de consumo. “Radicalmente”, dice el comunicado de la ONU, “para garantizar la sobre vivencia del planeta”.

Las empresas de fast fashion (HyM, Zara, Forever 21, entre muchas otras) pueden generar estas ventas masivas con muchas capsulas por año ya que su estrategia se basa en ropa “trendi” de muy baja calidad y barata, la idea es que tenga un tiempo de vida corta y viciar el consumo excesivo.

Hay muchas opciones de empresas, emprendimientos o incluso ferias donde uno puede comprar en vez de seguir apoyando el fast fashion. Ojo la idea no es ser clasista, cada uno sabe según su economía donde puede y le conviene comprar, pero si te podes dar el lujo de re pensar tu consumo textil, saber dónde compras, a quien le compras y si necesitas comprarlo hacelo, te estas ayudando a vos y es un paso para repensar nuestro tipo de industria y consumo. 

Copyright © 2020 - La Fuente noticias.