Seguinos en nuestras redes

Hola, qué estas buscando?

Actualidad

En San Luis comenzaron a faenar hacienda

Un paso clave para el mercado provincial

Fueron 33 bovinos de dos productores locales. Así, el plan que busca tener «más carne puntana para los puntanos», agregó el Ciclo 1. Quieren hacer lo mismo en Beazley y Unión.

La pandemia dejó al descubierto muchos aspectos sociales, laborales y económicos que estaban ocultos en todo el mundo. El teletrabajo, por ejemplo, parece que llegó para quedarse, tanto como el tapabocas o cierto distanciamiento en la vida diaria. También el alcohol en gel, las reuniones por Zoom y la ventilación en los colectivos. Pero hay otras cuestiones más específicas que subyacían ocultas, o al menos nadie se animaba a ponerlas sobre la mesa aunque era obvio que necesitaban de una vuelta de tuerca porque necesariamente había que enfrentar los problemas.

En San Luis eso quedó claro con el abastecimiento de alimentos. Cuando la provincia, en una acertada medida sanitaria, quiso en 2020 cerrar sus fronteras para cortar la circulación y defender a su población del ataque del virus, automáticamente quedó en una posición vulnerable porque insumos básicos como la carne, las frutas y las verduras entraban mayoritariamente de otras provincias. Entonces, ante las presiones de algunos grupos, sobre todo de transportistas que se apostaron en las rutas, debió negociar en inferioridad para no sentir los efectos del desabastecimiento, a pesar de haber brindado toda su infraestructura para controlar los ingresos y egresos en un corredor clave como la ruta 7, que conecta Brasil con el Pacífico.

La pandemia sigue, pero ahora San Luis está dispuesta a revertir algunos problemas de larga data y uno de ellos es el de la producción de carne bovina, que siempre fue un puntal en los campos de buena parte de la geografía provincial, pero faltaba algo clave: el agregado de valor local, evitar que esas cabezas de ganado salieran en pie y volvieran convertidas en medias reses sin aportar mano de obra ni trabajo a los puntanos.

Así nació el Plan Carne, con tres aspectos bien diferenciados: la producción, los frigoríficos y la comercialización. Se armaron mesas de trabajo que ya tuvieron su primer encuentro y, con la conducción del Ministerio de Producción, se avanzó en varios frentes. Uno fue el de contar con los frigoríficos aptos para canalizar la producción que sobre todo está concentrada en los departamentos Pedernera y Dupuy, con San Luis retomando el control de una planta clave en Justo Daract, que era de su propiedad, pero estaba concesionada a la firma cordobesa Coronel Moldes.

Como el contrato venció, no fue renovado y el frigorífico pasó a manos de Sol Puntano el 9 de abril. La semana pasada, tras una serie de inversiones básicas en infraestructura, la planta de Justo Daract celebró la primera faena bovina desde que volvió a la órbita provincial. Un hecho que no es menor y deja en claro que la decisión del Gobierno es inamovible, que quiere avanzar hacia el autoabastecimiento de carne, aprovechando el potencial que tiene el campo, los acueductos que hizo San Luis y una geografía apta para la ganadería.

“Carne puntana para los puntanos”, lo definió el gobernador Alberto Rodríguez Saá antes de dar este paso convincente, al que van a seguir otros, porque hay un par de frigoríficos provinciales más que hoy están inactivos y podrían agregar más kilos de carne a la oferta de San Luis. Uno está ubicado en Unión y el otro en Beazley. Ya hubo un llamado a licitación que arrojó ofertas que no terminaron de convencer a las autoridades, pero las negociaciones siguen y, si no hay acuerdo, no habría que descartar que sea Sol Puntano también el que las ponga en funcionamiento, con lo cual comenzarían a cubrirse los flancos sur y oeste tras el bautismo en el límite con Córdoba.

Un paso tan trascendental merecía una jornada fuera de lo común en Justo Daract. Y allí estuvo la revista El Campo para contar detalles de la primera faena en manos provinciales, de la que también formó parte Juan Lavandeira, el ministro de Producción, quien les dejó un emotivo mensaje a los operarios del frigorífico, gente con mucha experiencia que ya venía trabajando en la gestión privada, que conservó su puesto y se mostró muy feliz de participar de la nueva realidad.

Son 24 empleados, a los que hay que sumar a un médico veterinario, un técnico especialista en medio ambiente y los dos choferes del camión que alquila Sol Puntano para hacer la distribución de la carne en Justo Daract, Villa Mercedes, San Luis capital y La Punta. Pero si el negocio prospera, como debería ser, esa logística se ampliará a toda la provincia.

Copyright © 2020 - La Fuente noticias.