Seguinos en nuestras redes

Hola, qué estas buscando?

País

Decir Nunca Más, Es decir Nunca Más

El Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia es el día en el que se conmemora en Argentina a las víctimas de la última dictadura militar, autodenominada «Proceso de Reorganización Nacional», que usurpó el gobierno del Estado nacional argentino entre el 24 de marzo de 1976 y el 10 de diciembre de 1983. La fecha fue establecida en el año 2002 por Ley de la Nación N° 25.633, cuyo artículo 1º establece: “Instilase el 24 de marzo como Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia en conmemoración de quienes resultaron víctimas del proceso iniciado en esa fecha del año 1976.

Hoy es un día para recodar, aprender, investigar y preguntar qué fue la dictadura y todas las consecuencias que esta trajo. Haciendo estos ejercicios este proceso vive en nuestra memoria y permanece en nuestra sociedad, porque si olvidamos estamos condenados a repetirlo.

Esta dictadura causó que decenas de miles de personas fueran asesinadas, desaparecidas, violadas, torturadas, secuestradas siendo bebés, o debiera nacer en cautiverio, padecer la sustracción de su identidad y sufrir el exilio. Las organizaciones de derechos humanos, los sindicatos, el movimiento estudiantil, los movimientos sociales y muchos partidos políticos hacen referencia a los 30 000 desparecidos, que fueron víctimas de la última dictadura y cuya presencia en la sociedad actual se invoca en cada conmemoración al grito «30.000 detenidos-desaparecidos ¡Presentes! ¡Ahora y siempre!

En 1985 fueron las Madres de Plaza de Mayo, encabezadas por Hebe de Bonafini, las que empezaron a marchar cada 24 de marzo, recurriendo al significado negativo de la fecha para movilizar la memoria y la conciencia colectiva.

El negacionismo del terrorismo de Estado ha ido tomando diferentes formas a través del tiempo, desde negar la existencia de desaparecidos, la justificación de los hechos cometidos, la ponderación de que se trató de una guerra sucia «entre dos sectores equivalentes que produjeron daños simétricos» hasta la minimización del número de víctimas, declarando que el número de 30 000 desaparecidos es simbólico y no real. Esta gente es muy peligrosa, están minimizando o negando en genocidio.

Decir nunca más es decirle nunca más al negacionismo en las escuelas, en los medios, en los dirigentes, en las casas. Cada que se reivindica a Videla, se habla de un proceso de reorganización, y se pone en duda que fueron 30.000 nos alejamos de la memoria un poco más.

Copyright © 2020 - La Fuente noticias.